Logo

Los pescadores aprovechan las mareas más bajas del año para coger carnada de vieja

 Muchos lanzaroteños dedican estos días a mariscar y a recoger las llamadas jullonas./Vea el vídeo

 

  • Lancelot Digital
  • Lancelot Televisión
  •  

    Muchos lanzaroteños han aprovechado una de las mareas más bajas del año para mariscar o coger las llamadas carnada de vieja y jullonas, cangrejos que una vez hervidos en agua salada, son utilizados para pescar.

     

    Es ya una tradición muy antigua que los llamados, sobre todo, pescadores de cañas de tierra aprovechen estos días para localizar esa carnada tan preciada sobre todo para la vieja. Se trata de pequeños cangrejos que se ocultan bajo las piedras sueltas que están las bajas.

     

    Arrecife, precisamente, por su especial marina con muchos islotes sumergidos que salen a la luz cuando baja la marea, fue históricamente una de las mejores zonas para coger carnada de vieja. También se encuentran, sobre todo, en la zona de callaos, los llamados cangrejos negros, que son más difíciles de capturar por la velocidad con las que corren cuando levantas una piedra, de ahí que en el argot de los mariscadores se le llamen “jullonas” por la forma rápida de huir. La técnica que se suele utilizar para cogerlo con mayor eficacia es haciendo los llamados “corralitos” en los callaos, se van quitando esas piedras en círculo hasta que solo quedan unas cuantas. Ahí es donde la habilidad y la experiencia de los pescadores es fundamental porque es en las últimas piedras por levantar donde se encuentran ocultos la mayoría.

     

    Ya cada vez es más difícil mariscar la carna de cangrejo, la preferida para la pesca de la vieja, porque cada vez hay menos en nuestro litoral, pero todavía se encuentra, aunque ya es un artículo de lujo entre los pescadores, que se ven obligados muchas veces a sustituirla por gamba o la boca del erizo.

     

    LancelotDigital.com