PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cómo organizar un baby shower perfecto en unos sencillos pasos

Consigue que la celebración por ese inminente lanzamiento sea, simplemente, perfecta

 

Se acerca el gran momento del nacimiento. El bebé está a punto de llegar a este mundo y, como no podía ser de otra forma, hay que celebrarlo en compañía de las personas más cercanas y queridas. Se acerca también el gran momento de celebrar el baby shower con el que expresar al máximo la alegría que os embriaga a todos.

 

En el caso de que estés pensando cómo organizarlo, porque eres madre o padre primerizo, o porque eres uno de esos amigos muy cercanos a la familia, has llegado al lugar adecuado. El concepto de baby shower es uno que en nuestro país todavía no está muy claro y, por lo tanto, es normal que surjan las dudas sobre cómo debe organizarse, pero aquí vamos a marcar las pautas clave para hacerlo como debe ser.

 

Para empezar, aunque seas una de las personas que se vaya a encargar de organizarlo, te adelantamos que no puedes plantarte en la fiesta sin hacer un regalo, por mucho que los padres insistan en que no lo hagas. ¿No sabes a dónde acudir para acertar? Compra los mejores regalos para baby shower aquí.

 

¿Los tienes ya? Pues en ese caso, te toca preparar el resto, y para eso, lo mejor que podemos decirte es que sigas leyendo y que tomes mucha nota de todo lo que vamos a explicarte a continuación.

 

Las claves para organizar un baby shower

 

Aunque en España llevan poco tiempo celebrándose, lo cierto es que los baby shower son una costumbre que ya tiene sus años en el extranjero. Gracias a esto, podemos detectar ciertos patrones esenciales para conseguir uno que sea prácticamente perfecto. Y, como sabemos que es precisamente lo que quieres, tan solo vamos a decirte que tomes nota, porque aquí tienes las claves para organizar un baby shower.

 

¿Quién se encarga?

 

Por lo general, el baby shower debe organizarse por parte de alguien que sea cercano a la madre, aunque no puede ser un familiar. Tiene que tratarse de una amistad con la que se tenga mucha confianza, porque la idea es que no se transmita la sensación de que se está celebrando algo para pedir regalos.

 

La clave de este evento es celebrar en conjunto que se avecina la llegada de un integrante más a la familia y, aunque las madres también pueden encargarse de ello, lo ideal es que sea un muy buen amigo, o un grupo de ellos.

 

¿A quién se invita?

 

Para las invitaciones, podríamos explicar mil cosas diferentes, pero al final la clave es tan sencilla como preguntar a la madre y saber con quién quiere compartir esa ocasión tan especial. Deben ser personas de confianza y con las que haya un lazo verdaderamente fuerte. Todo lo demás, simplemente sobra. Lo importante es que haya una atmósfera perfecta.

 

¿Es importante la decoración?

 

La decoración es uno de los puntos más importantes, por extraño que parezca. Lo habitual es escoger el color predominante en función del sexo del futuro bebé, aunque cada vez hay más creatividad en este sentido. Globos, colores pastel, dulces como cupcakes y refrescos naturales son ideales para acertar. Además, algo que nunca falta, por el simbolismo que tiene, es una buena tarta de pañales.

 

Juegos para amenizar la velada

 

Es evidente que esta cita está pensada para reunir a las personas más cercanas y hablar sobre el inminente lanzamiento, compartir ilusiones y pensar en todo lo bueno que está por venir, así como compartir anécdotas. Lo importante es pasarlo realmente bien y ganar más ilusión todavía; pero también se pueden organizar algunos sencillos juegos para que se disfrute más.

 

Un Pictionary de bebés, incluso una especie de quién es quién para adivinar quién de los presentes es cualquiera de los bebés de las fotos… ¡Ideas hay muchas!

 

Momento clave: los regalos

 

Es cierto que la idea no es proyectar la sensación de que se busca obtener regalos, pero es una de las partes fundamentales del baby shower. Lo ideal es que estos se den al comienzo o al final de la velada, en función de lo que se prefiera.

 

Si vas a organizarlo, debes tener en cuenta que este momento tendrá lugar, por lo que es buena idea que dejes un espacio preparado para colocarlos todos. En cuanto al momento, deja que sean los invitados los que decidan, así todo será mucho más natural.

 

Como puedes ver, lo cierto es que un baby shower es algo fácil de organizar. El foco principal es conseguir que la situación sea relajada y divertida y, sobre todo, que la madre se encuentre rodeada de la gente que más quiere. Con eso ya se consigue bastante, el resto es hacer que la celebración se pueda disfrutar al máximo.

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario